Entrevista a Alberto Blázquez

entrevista-a-alberto-blazquez-abcoach

¡Qué importante es para mí esta entrevista!

Es un hito, una marca que indica dónde estaba hace un año y pico (concretamente el 15 de marzo del 2016), y dónde estoy ahora. Al comienzo del vídeo te explicó el por qué 😉

El caso es que es un lujazo decirte que el entrevistado en esta ocasión es Alberto Blázquez Guzmán, del blog abcoach.es.

Alberto es una de las personas a las que más admiro dentro del sector del Coaching y del desarrollo personal por su congruencia, el ejemplo que él mismo es sobre todo lo que cuenta, y el modo tan personal que tiene de exponer sus ideas.

Más que una entrevista, es una conversación fluida donde hemos hablado de saber ajustar los objetivos, de la importancia del qué, y el conocimiento de los valores de uno mismo.

Pero si hay una conclusión que derivo de la entrevista a Alberto por encima de todas es que el crecimiento personal es el mejor campo que uno puede empezar a cultivar siempre que se esté dispuesto a preguntarse, cuestionarse y llegar al fondo de uno mismo.

Te dejo con Alberto. Espero que disfrutes de la entrevista tanto como yo he disfrutado haciéndola.

 

 

 Índice

00:20 Introducción y presentación

2:41 ¿Cómo llegaste al mundo del Coaching y a hacer lo que haces ahora?

Vino por una necesidad. Tuve dos grandes crisis, una personal y otra profesional. En mi primera crisis personal lo pasé fatal, sufrí mucho. No salía de casa, tenía una gran depresión. Hasta que empecé a leer y me fui haciendo mi propia escuela, buscando información. Así fue como me enamoré del proceso del desarrollo personal.

Cuando pasó un tiempo, empecé en el mercado laboral y entonces vi que no me gustaba lo que había: jefes incompetentes, gente que te trataba mal, ambientes laborales nocivos, etc.

Entre que ya estaba metido en el mundo del desarrollo personal y que lo que veía en el sector profesional no me gustaba, acabé volcándome en eso. Además en ese momento descubrí el Coaching, y para mí eso fue como descubrir el sol (risas). Me volqué, empecé a formarme en PNL, en Inteligencia emocional y sobre todo, en Coaching.

 

4:45 ¿Cómo fue ese paso a lanzarte a la piscina y dedicarte a ello?

Yo en ese momento estaba sufriendo mucho, y el ser humano cuando sufre es capaz de hacer cosas milagrosas. Por otro lado, tenía bastantes ahorros de mi trabajo. Los gasté todos en formaciones y descubrí que como profesional del bienestar, era bueno.

Pero nadie me enseñó a ser empresario. No me quedaba mucho dinero en ese momento aunque lo bueno era que vivía con mis padres.

Así que acepté el hecho de estar viviendo con mis padres, sin un duro, echándole horas a un proyecto para aprender a ser empresario a costa de no tener independencia ni poder permitirme ir a según qué sitios.

Llega un punto en el que tienes que preguntarte: ¿estoy dispuesto a pagar el precio de estar en esta situación para conseguir esto?

Mucha gente me dice: has tenido suerte y las cosas te han ido bien. No, para nada (risas). En el tránsito como emprendedor, aceptas las subidas y las bajadas. Cuando vienen las cosas buenas, las celebras. Y cuando vienen las malas, pues apechugas, no te queda otra.

Emprender para mí no fue un camino liso y recto. Fue una decisión que venía del amor y del miedo: amor hacia lo que hago y por otro, el miedo a estar atado a una empresa, a hacer un trabajo que no me satisfacía o a hacer siempre lo mismo.

 

7:48 Pensar en lo que no querías te motivó…

El miedo es un gran motor. Lo puedes ver a lo largo de la historia, de hecho. El miedo mueve a las masas.

Esto yo lo aprendí de Anthony Robbins que decía que las personas se mueven, o bien buscando el placer, o evitando el dolor. De estas dos cosas nacen motivaciones, impulsos, para conseguir logros.

 

9:48 En vez de huir de lo que no querías, aprendiste de ello. ¿Cómo fue descubrir tu mundo emocional?

Cuando terminé mi carrera en Turismo, lo que buscaba era seguridad. La mayoría de las personas buscan seguridad, un trabajo para toda la vida. Yo empecé a formarme como bombero, algo que por cierto no he dicho en ninguna parte. Pero me sentía totalmente vacío.

Una vocecita me decía: ¿pero qué haces? Y otra voz más racional me decía: tienes que hacer esto para que te dé dinero para llegar a fin de mes. Llega un momento que como no haces caso a la primera voz, la motivación se va perdiendo.

Lo de ser bombero era una motivación auto-impuesta. Y llegó un día que de tanto ignorarlo, reventé. Recuerdo estar llorando en frente de mi madre y mi padrastro y les dije: a mí lo que me gusta ese el desarrollo personal.

Sabía que eso era lo que me gustaba porque salía del trabajo y me ponía a leer libros de desarrollo personal, hacía ya por entonces ejercicios tipo rueda de la vida.

Cuando empecé a plantearme que hacer un trabajo que no me gustaba no tenía ningún sentido, empecé a amar la búsqueda de mi propósito y me dije: si esto me pasa a mí, seguro que hay mas gente a la que le pasa.

Cuando se sufre y se padece, mucha gente lo evita. Pero las preguntas del alma tipo: ¿Hacia dónde va mi vida? o ¿De dónde viene esta reacción?, son preguntas muy sanas. Yo no las evité sino que las contesté. Y al contestarlas, te auto-conoces, y cuánto más lo haces, mejor sabes a dónde vas.

 

14:30 ¿Puedes dar alguna clave para gente que sabe lo que quiere pero no sabe qué pasos dar?

Para mí lo más importante es saber el qué. Cuando uno sabe el qué, el cómo se va desvelando. Cada qué tiene cómos diferentes.

Es muy importante estar envuelto y relacionarte con personas que ya están en ese qué. Internet te permite relacionarte con personas que ya están en tu qué. Tienes que ‘bombardearte’ lo máximo posible, aprender claves de las personas que ya están alineadas con eso compartes.

Lo importante es que definas muy bien el qué y ya después relacionarte con personas afines a eso o incluso asistir a eventos.

Y también detectar si ese qué nace por una necesidad genuina o por un dolor que sientes y así poder resolverlo.

 

18:07 Es muy importante formarse para descubrir esos cómos…

Muchas veces sabes el qué y no el cómo. Y para que se te desvele el cómo tienes que empezar a dar los primeros pasos. Empieza. Y empieza cuanto antes. De esa manera te vas perfilando a lo largo del camino.

Mi negocio por ejemplo ha ido mejor y peor según la época. Empecé a hacer, a levantar mi empresa, e hice cosas mal. Pero también hice cosas bien, y me fui perfilando en ese proceso, fui mejorando.

22:00 ¿Cuáles son tus valores más importantes y de qué forma los plasmas en tu trabajo?

El auto-observarte hace que valores que la sociedad percibe como buenos, tú no los tengas. Para mí el más importante de todos es la libertad. Ahora trabajo donde quiero, cuando quiero y como quiero, y estoy viviendo en otro país. Ese valor está alineado con mi realidad.

El problema es cuando tus valores no están alineados con tu realidad. Ahí es donde de verdad estás fastidiado y te sientes mal.

También son muy importantes el aprendizaje y el crecimiento. Siempre estoy optimizándome, aplicando cosas, mejorándome. En lo personal también me importa la salud. Me gusta cuidarme, comer bien, mantenerme saludable.

Te das cuenta de valores que la sociedad dice que tendrías que tener y que sin embargo no tienes. Y eso está bien. Por ejemplo yo no soy muy familiar pero mi familia es muy ‘todos en familia’. Qué pasa, que ellos van a inculcarte esas creencias y ese valor, pero para ti ese valor no es tan grande. Entonces se producen conflictos de intereses.

Cuando me di cuenta de eso empecé a realizar acciones a fin de no ser tan familiar. En ese punto la gente, o se aleja de ti o te acepta tal y como eres.

 

26:26 Hablando de valores, se les da muy poca importancia en la sociedad…

Desde mi punto de vista, creo que hay gente que ni siquiera sabe qué es un valor. Por otro lado, tampoco se plantean qué valores tienen y luego se quejan de que les ocurren cosas en su vida que no quieren.

Se habla de los valores a nivel de la sociedad cuando hay una crisis o ha ocurrido una desgracia. Pero luego la gente no se plantea qué valores tienen ellos.

A este tema no se le da mucha importancia pero es súper importante, al igual que las creencias, otro tema que la gente tampoco se plantea.

En general la mente es algo que a la gente le da bastante igual. A la gente le importan más las emociones porque es algo que sienten.

Lo que necesita cada persona es auto-conocerse y es una asignatura a la que no se le presta mucha atención.

Por suerte está empezando a cambiar y cada vez hay más gente despierta a la que estos temas les interesa. Pero es verdad que estos temas aún a veces se ven como filosofadas.

 

31:23 Le das mucha importancia al mindset. ¿En qué consiste?

El mindset es la mentalidad, la configuración mental, lo que está gobernando tu mente, tus creencias y valores, etc.

Dependiendo del mindset que tengas, irás hacia una dirección o hacia otra. Si tú trabajas eso, tendrás resultados diferentes. Obviamente no las cosas no van a salir tal y como tú quieras, pero aumentarás las probabilidades de éxito.

Hay un libro que menciona la creencia que tiene mucha gente que cree que su mente ya está determinada, y gente que por otro lado tiene una mentalidad de desarrollo.

El tema es que muchas personas, por el hecho de pensar que es posible y que se puede crecer, crecen. Y otros, por el hecho de pensar que su mente ya está determinada, no crecen. Es como una profecía auto-cumplida.

 

33:36 ¿Cómo puede saber alguien cómo es su mindset?

Cuando tú eres consciente que tendrías que hacer algo pero tu mente no te permite hacerlo, ahí tienes algo que mirarte. No es porque haya un peligro físico o sea una amenaza real, sino que hay algo que tu mente te impide.

Hay un libro que me gusta, La regla de los 5 segundos. Lo que dice es que hay decisiones que requieren un trabajo a largo plazo y decisiones que requieren una sola decisión ahora mismo.

Si necesitas tomar una decisión ahora y tu mente no te deja, es mejor que la hagas en menos de 5 segundos y así no dejarle pensar a la mente.

Lo que ocurre cuando tienes un mindset pobre y tienes que tomar decisiones que se espacian en el tiempo, es que habrá una discordancia entre tus creencias y aquello que quieres conseguir. Por eso es tan importante formarte y bombardearte, para darle a tu mente evidencias de que eso que quieres lograr es posible.

A mí eso me pasó con el inglés. Siempre pensé que era un burro con el inglés. Tenía la creencia de que no era muy bueno para eso. Hasta que bubo un punto de inflexión en el que dije: ya vasta. Empecé a ir a eventos donde había gente extranjera, empecé a leer en inglés, etc.

Empecé a darle evidencias a mi cerebro de la creencia de que podía aprender inglés. Hasta que llegó un momento en el que dije: ya empiezo a saber más inglés.

Y esto es maravilloso porque es entonces cuando tu cerebro se lo empieza a creer. Claro que todavía no has logrado el objetivo final, pero de esa manera empiezas a tener una mentalidad más rica y constructiva, en vez de tan pobre.

 

40:30 Recuperaste ejemplos de que el cambio era posible…

Hay veces que el inicio de un cambio es como un acto de fe: Tú no ves ningún resultado pero te lo tienes que creer.

Hay dos tipos de personas: personas que piensan ‘si, yo me lo creo’, pero si no tomas acción y no acumulas evidencias, no pasa nada. Y personas que no tienen la capacidad de verlo (visualizar el objetivo) antes de que ocurra. Y este es un ejercicio muy bueno porque te ayuda a ponerte a caminar.

Claro que tú todavía no sabes inglés pero ves la posibilidad de que puedes aprender a hablar inglés.

 

41:42 A veces la película que una persona se monta en su cabeza es tan improbable que eso hace que no se ponga en marcha…

Veo gente que tiene una expectativa tan grande de lo que debería ser que ni siquiera se pone en marcha. Y también hay gente que es muy perfeccionista que se ponen la imagen del objetivo tan alto, que no lo consiguen.

Esto último me pasó con el inglés. Lo hablaba muy bien, pero llegué a un punto en el que preguntaba a la gente sobre cada matiz de mi pronunciación. Estaba obsesionado con eso.

Hasta que un amigo mío de Estados Unidos me dijo: Alberto, nunca vas a sonar como un nativo. Entonces me dije: a ver, ¿pero para qué quieres aprender a hablar tan, tan bien inglés?

Me di cuenta de que en realidad no necesitaba hablarlo tan tan bien. Lo quería para comunicarme, para hacer formaciones. Entonces caí en la conclusión de que había conseguido mi objetivo hacía meses y me dije: relájate tio, ya lo has conseguido.

Tan malo es el que no llega y se frustra como el que no empieza y no se pone en marcha para lograr su objetivo.

 

46:38 A las propias creencias no te dejan ver que ya has cumplido tu meta

Veo que mucha gente le da mucha importancia a encontrar la formula mágica para montar un negocio de éxito.

Pero ya te digo yo que con un mindset pobre, el negocio no va a ir como quieras que vaya, o la vida te va a poner pruebas o te vas a autosabotear tú mismo.

 

49:00 Comparte una o dos reflexiones que te inspiren y motiven

Siempre me viene una frase que escribí en mi libro La estela de Isaac: “cuando tengas que elegir entre dos caminos, elige aquel camino que tenga corazón pq aquel que elige el camino del corazón, no se equivoca nunca”. Sé que es muy romántica pero me gusta.

Y también me gusta mucho esta otra: “nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y que podemos empezar de nuevo”. Habla de seguir adelante, de la resiliencia.

 

51:15 ¿Cuáles son tus próximos proyectos a nivel personal y profesional?

A nivel personal, seguir creciendo, conociéndome. Voy formándome según avanzo. Ahora estoy muy metido en el tema de los neurotransmisores porque bueno, somos química andante.

A nivel profesional en breve voy a lanzar una Academia de desarrollo personal. En ella voy a estar dando lecciones donde trataré temas específicos, donde contaré con profesores invitados, habrá masterminds y tendrá grupos de apoyo.

Va a ser una maquinaria brutal ideal para gente que ha leído mucho y quiere saber lo que funciona, gente que quiere ir al grano porque no tiene tiempo y gente que necesite un apoyo para ir creciendo.

Estará disponible a partir del 28 de agosto de 2017. Esperemos que le encante a muchísima gente.

54:00 despedida y cierre

 

Conclusión

Si te ha gustado lo que Alberto te ha contado y te gustaría empezar a poner en práctica tú también la habilidad de detectar tu mundo emocional para poder cambiarlo, te animo a que le eches un ojo a su curso Libertad Emocional. Pincha en el nombre del curso para descubrir toda la información.

 

Y ahora te toca a ti:

¿Qué te ha parecido esta entrevista?

 

Mi misión es ayudarte a recuperar tu motivación y la confianza en ti para dirigirte con más seguridad a tus metas personales, y lograr así todo aquello que es importante para ti en la vida.
Empieza por aquí

Te regalo mi vídeo

‘3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY’

Consigue mi curso gratis - Aprendizate.com

Conviértete en tu propio motivador personal

Porque la vida es mejor cuando se está motivado.

6 comentarios en “Entrevista a Alberto Blázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*