Las 5 habilidades más importantes para emprender con éxito

habilidades-para-emprender-con-exito

Siempre me pasa igual. Cuando llega este mes, conecto el modo ‘revisión’ y vuelvo la vista atrás. Me gusta hacer balance de cómo ha ido el año, de los aprendizajes a los que he llegado, los que he superado, y los que se me siguen atragantando.

Si tuviera que definir cómo ha sido mi año en el terreno profesional, te diría que ha sido… como una montaña rusa emocional.

He experimentado en primera persona lo que tantas y tantas veces se dice y se repite: emprender no es fácil.

Pues sí, emprender no es fácil. O por lo menos a mí no me lo ha resultado, ni me lo resulta. Eso es lo que les explico a mis amigos o a la gente cuando me preguntan que qué se siente emprendiendo, o que si les recomiendo hacer lo mismo.

«Pero Patri, ¿difícil en qué sentido? ¿Te refieres a que en España no se ayuda mucho al trabajador por cuenta propia?» Pues verás, no exactamente.

Dejando a un lado la situación de los autónomos en España, que es para echarse a llorar, me he dado cuenta de que el verdadero reto a la hora de emprender no es tanto el cómo te afecta lo de fuera, o lo difícil o no que te lo pone un país, sino el cómo gestionas todo lo que te ocurre por dentro.

Y es que emprender tiene muchísimo que ver con aprender y con tu habilidad para surfear los buenos y los malos momentos. Porque dependiendo de cómo gestiones toda esa montaña rusa emocional, tirarás para adelante… o tirarás la toalla.

Así que escribo esta entrada para contarte las habilidades que he aprendido y por qué emprender se ha convertido en toda una lección de vida para mí.

 

Qué significa emprender

Emprender consiste en tomar la iniciativa sobre algo y ponerlo en marcha, empezar a hacer algo.

Suele estar más relacionado con desarrollar una actividad profesional o económica, con una profesión. Pero lo cierto es que emprender es mucho más que eso.

Para mí es una forma de estar en el mundo. Es una mentalidad, pero también es un modo de pensar y de ver las cosas.

Es una manera de vivir la vida.

Un emprendedor no es un pensador sino un hacedor y es ahí precisamente donde está el verdadero reto. Porque por mucho que leas sobre el tema, por muchos libros que devores antes de ponerte a ello, los castañazos, los errores y los aprendizajes sobre la marcha, son inevitables.

Siempre los ha habido, los hay y los habrá.

Emprender para mí es eso, aprender sobre la marcha. Aprender a medida que vas haciendo las cosas, recalculando los posibles resultados, las posibles meteduras de pata, y gestionando todo eso de la mejor forma para no venirte abajo.

Y eso, como te puedes imaginar, va más allá del aprendizaje de una profesión, sino que tiene que ver con una lección de vida. Tiene que ver con conocerte mejor a ti mismo y con ampliar tus habilidades.

 

Emprender es una habilidad

Emprender, al igual que motivarse o aprender a conducir, es una habilidad. O, mejor dicho, es un conjunto de habilidades que van desde cómo interpretas los errores, hasta cómo te gestionas tu propio tiempo.

En estos meses me he dado cuenta que el éxito de un emprendedor no radica en la genialidad de sus ideas, en tener mucho dinero o en ser increíblemente carismático.

Qué va.

El éxito de un emprendedor, valga la redundancia, de éxito, radica en el aprendizaje de esas habilidades y en su aplicación día a día.

¿Y cuáles son esas habilidades?, te preguntarás. Pues te diré que hay muchas, pero basándome en mi experiencia y en la de otros emprendedores que conozco, me quiero centrar en las cinco que para mí son las más importantes.

 

5 habilidades que todo emprendedor de éxito tiene

1# Flexibilidad

Una de las cosas que antes aprendes como emprendedor es la importancia que tiene el que te sepas adaptar a los cambios, a los nuevos caminos que te van surgiendo a lo largo del viaje. Y es que es muy común empezar a hacer cosas, dirigirte hacia una dirección y darte cuenta con el tiempo que esas acciones no te llevan a ninguna parte.

Esto un emprendedor lo sabe muy bien. Sabe que cuanto antes se dé cuenta de si ese camino conduce o no a su meta, mejor le irán las cosas.

2# Paciencia

Como resultado de lo anterior está la otra habilidad, la de ser paciente. Ufff, qué difícil es ser paciente, saber esperar cuando las cosas no salen como a ti te gustaría y no perder la motivación. Qué poco se nos enseña a ser pacientes y más hoy en día, cuando vamos al ritmo que vamos y todo es para ayer.

Un buen emprendedor ha de ser paciente y no desesperarse cuando ven que las cosas no salen o no como él quiere.

3# Manejo de los errores

Saber manejar y gestionar bien los errores es, bajo mi punto de vista, la habilidad más importante en esto de emprender. Porque dependiendo del significado que le des al error, seguirás hacia delante habiendo aprendido, o decidirás poner punto a final a tu aventura dictando una sentencia: he fracasado.

La historia de la humanidad y de los grandes emprendedores está llena de errores y de fallos.

Sin embargo, la diferencia entre los que tuvieron éxito y los que se quedaron plantados fue el saber interpretar ese error como una información valiosísima que les permitía saber cómo no hacer algo.

Un emprendedor de éxito no lleva al terreno personal los errores diciéndose cosas como «he fracasado» o «esto no es para mí», sino que decide aprender del error e intentarlo de otra forma. Como dice una frase que me encanta: «o te haces la víctima o decides aprender».

4# Desapego a los resultados

Cada vez que le pregunto a alguien que lleva emprendiendo más tiempo que yo su opinión a la hora de hacer esto o lo otro, siempre obtengo la misma respuesta: «Patri, tú prueba. En esto no hay fórmulas mágicas sino que es todo el rato prueba y error».

Como ya te imaginarás, resulta muy difícil empezar a hacer algo sin tener demasiadas expectativas al respecto.

Por mucho que alguien te diga la receta de su éxito, puede que a ti no te funcione y que por tanto tengas que probar otros caminos hasta llegar a tu meta.

Un emprendedor de éxito sabe que lo importante es hacer las cosas y controlar las expectativas puestas en los resultados.

5# Comparar constructivamente

Otra de las habilidades necesarias para emprender con éxito y no morir en el intento es la de hacer buenas comparaciones en tu mente.

Me explico: solemos comparar los resultados que tenemos con los de los demás sin darnos cuenta de que esas comparaciones a veces son desproporcionadas.

En el caso de los emprendedores, comparamos nuestros pobres resultados de principiantes con los que ya llevan años y años en esto. Y claro, el resultado a veces es catastrófico: desmotivación total y el ya conocido esto no es para mí.

Es inevitable compararte con los demás para poder medir tu avance.

Ahora bien, el emprendedor de éxito sabe que cada uno tiene su propio ritmo y su propia experiencia y por eso la única comparación constructiva que se hace es consigo mismo.

Como decía el co-creador de la PNL, Richard Bandler, «Compárate solo con el tú de ayer».

 

Conclusión

Nadie me dijo que emprender era fácil. Pero tampoco me dijeron hasta qué punto se iba a convertir en toda una lección de vida para mí, ni las nuevas habilidades que iba a aprender.

Emprender te permite salir de tu zona de confort, descubrir y poner a prueba todas esas limitaciones internas que llevas de serie. Te mueve el suelo y hace que te replantees una y mil veces lo que estás haciendo. Te llena de dudas y de inseguridades.

Pero cuando empiezas a saber gestionar todos esos cambios y a darte cuenta de que la única decisión es hacerte la víctima o aprender con lo que te venga, es cuando realmente ves hasta qué punto esto de emprender no es una forma de ganarte el pan, sino una forma de estar en el mundo.

Y hablando del mindset correcto para emprender, si quieres que te ayude a convertirte en tu propio motivador personal para dirigirte a tus objetivos y no tirar la toalla, únete a la comunidad de Aprendízate. Empieza aquí

 

Y ahora te toca a ti:

¿Qué te ha parecido el post?

 

Te regalo mi vídeo

‘3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY’

Consigue mi curso gratis - Aprendizate.com

Conviértete en tu propio motivador personal

Porque la vida es mejor cuando se está motivado.

Te ayudo a convertirte en tu propio motivador personal y a que logres tus metas con más constancia y seguridad en ti.
Empieza por aquí

4 comentarios en “Las 5 habilidades más importantes para emprender con éxito

  • Emprender como lección de vida nunca lo había visto así. Te juro que no fue hasta que monté mi primer negocio había cosas que trabajando para otros ni te planteas ni tienes que lidiar tanto con tu yo interior.

  • Hola Patricia, me ha encantado el post, lo acabo de descubrir! Me parecen super acertadas las habilidades que mencionas… Nadie te cuenta todo lo que conlleva! Como bien dices, en el fondo, emprender es una manera de estar en el mundo. Yo también lo veo como un profundo proceso de desarrollo personal porque sale todo aquello que no tienes resuelto (miedos, inseguridades, autoestima, merececimiento, valoración, relación con el dinero, etc etc) y te toca poner orden si quieres avanzar… en fin, a seguir dando pasitos 🙂 un abrazo!

    • Hola Cristina! me alegro un montón de que te haya gustado el post 😉 Uf, sí, emprender es un viaje hacia dentro alucinante. Yo también me he tenido que trabajar mucho el tema del merecimiento, como lo mencionabas tú también en esa lista. En fin, emprender es aprender sin duda, hehe. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Te regalo mi vídeo

'3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY'

3 estrategias probadas - Aprendizate.com

Te regalo mi vídeo

'3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY'

3 estrategias probadas - Aprendizate.com

Te regalo mi vídeo

'3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY'

3 estrategias probadas - Aprendizate.com