Un año de Aprendízate: las 5 lecciones importantes que he aprendido

un-ano-aprendizate-las-cinco-lecciones-importantes-he-aprendido

Como ya sabes, llevo dedicándole estas últimas entradas al mes de septiembre, y a todo lo que puedes empezar a hacer para retomar con más ganas e ilusión la vuelta a la rutina.

Lo gracioso del asunto es que me he centrado tanto tanto en ese objetivo, que casi me olvido de algo que para mí ha sido lo más importante: el aniversario de Aprendízate.

Pues sí, Aprendízate acaba de cumplir un año, y no te lo voy a negar: no ha sido un camino de rosas.

Más bien, ha sido como una etapa de montaña de la mítica vuelta ciclista a España: ha tenido trozos fáciles, otros más difíciles, llenos de curvas, y algunos totalmente inesperados, donde he tenido que parar y revisar las ruedas. Y por supuesto también me he encontrado con puertos de montaña descomunales, que me han agotado y me han hecho replantearme en más de una ocasión si acaso todo esto de emprender no sería una locura.

No ha sido fácil. Pero tampoco ha sido imposible.

Lo que sí ha sido, y de eso no me cabe la menor duda, es un verdadero aprendizaje, tanto de mí misma como de mis límites y habilidades, y donde he reafirmado hasta qué punto me apasiona hacer lo que hago.

Así que no se me ocurre nada mejor que compartir contigo las cinco lecciones que he aprendido en este primer año de Aprendízate, para demostrarte con hechos, y no solo con palabras, que lo más importante en la vida es querer seguir aprendiendo.

 

Lecciones importantes que he aprendido en este año

1. Ser flexible

Que la vida es cambio es algo que nunca he dudado, y que a estas alturas, me atrevería a decir que nunca dudaré. Soy consciente de lo rápido que cambian las cosas y de lo importante que es saber adaptarse a los cambios. Ahora bien, en este año si algo me ha quedado clarísimo es que emprender es algo así como el colmo de la flexibilidad.

¿Por qué? pues porque el orden en el que ocurren las cosas suele ser: primero pasa algo y después se actúa sobre ello. Pero me he dado cuenta de que a la hora de emprender no sólo es importante actuar ante un cambio, sino adelantarte a él e incluso provocarlo cuando ves que las cosas no están saliendo como tú quieres.

He aprendido a abrirme caminos nuevos, a transitarlos y a tener que dar marcha a atrás. He aprendido la importancia de ser proactiva y de no esperar a que algo suceda, sino más bien adelantarme a los cambios para subirme a la ola. Como me dijo mi tía en una ocasión: «si quieres que las cosas sucedan, las tienes que provocar».

Recuerda: no te apegues tanto a tus ideas o a lo que crees que pasará como tú esperas. Analiza las cosas desde distintos puntos de vista y flexibiliza tu modo de pensar, de sentir o de actuar sobre algo. Cuanto más flexible seas, más fácil te será adaptarte a los cambios.

 

2. No compararme con nadie

Qué fácil es caer en eso de las comparaciones, sobre todo cuando uno está aprendiendo y se compara con ‘los grandes’.

Durante este año he escuchado cientos de horas de podcasts y de entrevistas a grandes nombres del desarrollo personal que han conseguido grandes resultados, resultados que se parecen bastante a los que yo quiero conseguir. Pero eso también ha hecho que muchas veces haya terminado comparando mi cosecha con la suya. Y claro,  ya te puedes imaginar cómo me hacían sentir esas comparaciones que yo misma hacía en mi cabeza: pequeñita total.

El darme cuenta de eso me hizo acordar de algo que dijo Richard Bandler (co-creador de la PNL) en un seminario al que acudí en junio: «no te compares con nadie. Con la única persona con la que te puedes comparar es con el tú de ayer».

Que otros bloggers y otros emprendedores hayan conseguido ciertos resultados en ciertos meses no quiere decir que mi trayectoria vaya a ser igual (aún incluso cuando hago las mismas cosas que han hecho ellos). Efectivamente, he aprendido que con la única persona que me puedo comparar es con mi yo de ayer, y que mi evolución nunca puede ser igual a la de otra persona porque en el mundo, no hay nadie más como yo.

Recuerda: aprender de los demás, inspirarte con sus trayectorias y sus historias: SÍ. Compararte con ellos y pensar que porque hagas lo mismo que ellos vas a obtener sus mismos resultados: NO.

lo-mas-importante-querer-seguir-aprendiendo

 

3. Las cosas importantes llevan su tiempo

Es muy fácil motivarse cuando tienes resultados visibles y palpables. Y si encima estos son como tú querías, mejor que mejor. Ahora bien, lo difícil, por no decir otra palabra, es mantener ese nivel de motivación cuando uno riega un jardín y ve que siguen sin salir flores.

Por supuesto, que no salgan las flores no quiere decir que no estén creciendo sus raíces. Pero a lo que yo me refiero es que durante este año me he dado cuenta de que las cosas importantes y que merecen la pena, llevan su tiempo. Sé que vivimos en la época de la inmediatez y de la varita mágica. Queremos remedios fáciles y los queremos ya (yo me incluyo).

Pero si de algo me he dado cuenta este año, y sobre todo en estos últimos meses, es que a la hora de emprender y de realizar cualquier cambio en la vida, no se trata de llegar la primera y sin aliento, sino que se trata de gestionar las emociones y dosificar la energía porque la carrera, lejos de ser la de los 100 metros lisos, es una maratón en toda regla.

Recuerda: las cosas importantes llevan su tiempo y por eso es fundamental aprender a dosificar la energía, gestionar las emociones y entender que las prisas son el enemigo de la perseverancia.

 

4. Tener siempre un plan b, c, d, y hasta z

Hasta hace no mucho mi modus operandi consistía en, básicamente, jugarme todo a una carta. Aposté al 100% por las charlas presenciales, luego por los cursos, luego por las formaciones a empresas y por último por las sesiones individuales. Y todo eso hizo darme cuenta de que el jugarme todo a un único modo de hacer las cosas era la mejor forma de saltar al vacío, sin haber preparado la red. Estaba trazándome el camino perfecto para dar el salto y pegarme una buena leche.

Así que recalculé de nuevo, pensé en mis posibilidades, y vi que lo mejor que podía hacer era abrirme opciones y trazar un plan b, c, d e incluso z, para lograr lo que quiero conseguir. Por eso lancé el blog, por eso estás leyendo estas líneas. Y por eso he aprendido a abrirme distintos caminos que me permitan llegar a la misma meta.

Recuerda: ten claro hacia dónde te quieres dirigir y por qué camino. Ahora bien, abre los ojos y ten siempre localizadas otras rutas y formas de conseguir lo que tú quieres. En la medida que tengas un plan b, c y d, estarás mejor preparado para prevenir posibles obstáculos y adaptarte mejor a los cambios.

 

Conclusión

5. Ocuparme, en vez de preocuparme

Lo fácil siempre es caer en la desesperación cuando uno emprende o quiere dar un cambio a su vida. Pero lo fácil a menudo no suele ser lo mejor. Así que la quinta lección que he aprendido en este año de andadura como emprendedora, mentora y ahora bloggera, es que lo importante es ocuparme y no preocuparme.

Ser proactiva en vez de reactiva; actuar antes de ver llegar la ola y no cuando ésta ya ha pasado.

Ha sido duro. Pero eso mismo me ha servido para pulir mis habilidades, para conocerme mejor, para hacerme más flexible, y para saber qué caminos son los que me pueden dirigir a conseguir mis metas .

Un año después de crear Aprendízate sigo estando en la etapa de montaña de mi camino como emprendedora.

Sé que me queda mucho.

Pero por lo menos ahora ya sé que no es imposible.

 

Si te ha gustado esta entrada y crees que estos cinco aprendizajes le pueden ir bien a alguien más, ayúdame a compartirla en tus redes sociales. ¡Mil gracias!

 

Te regalo mi vídeo

‘3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY’

Consigue mi curso gratis - Aprendizate.com

Conviértete en tu propio motivador personal

Porque la vida es mejor cuando se está motivado.

Te ayudo a convertirte en tu propio motivador personal y a que logres tus metas con más constancia y seguridad en ti.
Empieza por aquí

2 comentarios en “Un año de Aprendízate: las 5 lecciones importantes que he aprendido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Te regalo mi vídeo

3 estrategias probadas - Aprendizate.com

'3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY'