¿Vives la vuelta de las vacaciones en piloto automático?

vives-la-vuelta-de-las-vacaciones-en-piloto-automatico

Así, como sin darme cuenta, estamos a finales de agosto.

Es toda una paradoja porque por un lado me parece que volví de vacaciones hace siglos, pero por otro tengo la sensación de que el tiempo pasa muy rápido.

El caso es que ya se va notando que la gente está volviendo de las vacaciones. Ya he empezado a escuchar los típicos mensajes de la vuelta al cole y…¡muy fuerte! ¡hasta una publicidad para comprar lotería de Navidad!

La vuelta de las vacaciones suele ser una fase del año bastante cuesta arriba para muchas personas.

Volver al trabajo: ¡horror!

No sé si tú serás una de ellas, pero la cuestión es que el otro día me puse a reflexionar sobre esto, sobre por qué hay meses o temporadas del año que parece que las tengamos que vivir como un trauma, con un bajón impresionante, y que encima eso parezca lo más normal del mundo.

Si lo piensas, hay temporadas con muy mala fama: Enero es famoso por su cuesta. Septiembre, por el síndrome post-vacacional. Pero, ¿quién dice que la vuelta de las vacaciones se tenga que vivir como un trauma año tras año?

¿Piensas que no hay ninguna otra forma de pasar por este mes más que sin pena ni gloria?

¿De verdad quieres seguir viviendo la vuelta de tus vacaciones en piloto automático?

Espero que ahora mismo estés replanteándote la respuesta.

Si estás decidido a hacer de esta vuelta de vacaciones un nuevo capítulo en tu vida del best-seller La irremediable agonía de todos los años al volver, bueno, en ese caso no te voy a aportar nada nuevo.

Ya sabes perfectamente cómo hacerlo, cómo sentirte mal imaginando que subes una cuesta fatigosa con una bola de preso encadenada a tu pie (jeje, me lo estoy imaginando así).

Pero si estás decidido a valorar un nuevo enfoque y a cambiar ese best-seller por otro que se llame Cómo dejar de vivir la vuelta de las vacaciones en piloto automático, entonces sigue leyendo.

 

¿Cómo puedo empezar a desconectar el piloto automático?

Aprendiendo a cuestionar aquello que siempre das por hecho, aquello que para ti va a misa.

Ya me conoces, me encanta plantearte preguntas. No porque quiera fastidiarte el relax con el que has vuelto o del que sigues disfrutando en la playita o en el campo, sino porque mi propuesta es que aprendas a pensar por ti.

Quiero que te empieces a cuestionar si de verdad la vuelta de las vacaciones ha de ser siempre tan traumática.

Quiero que dejes de dar como verdades impepinables las opiniones de los expertos de la tele que opinan y dan consejos sobre cómo afrontar el síndrome post vacacional.

¿Por qué? pues porque al hablar sobre cómo acabar con el síndrome post-vacacional están dando por hecho que éste existe.

Déjame preguntarte de nuevo: ¿Tú has visto alguna vez al síndrome post-vacacional andando por la calle? ¿Te lo has cruzado en el metro? ¿Es guapete?

Aún así, puedo intuir tu chascarrillo mental: «vale Patri, el síndrome post-vacacional no existe como tal, como algo tangible. Pero es lo que siento cada vez que llega el final de mis vacaciones».

Vale, entendido. Pero déjame que te sugiera algo para aclararte tus dudas: ese síndrome es el resultado de lo que sientes al final de cada verano porque es lo que has aprendido a hacer durante tantos años.

Has hecho de la vuelta de las vacaciones un ritual de bajón y desmotivación que repites año tras año. Y por eso, te ha acabado saliendo de maravilla.

Si lo piensas bien, has hecho de ello una habilidad. Y como encima los expertos de la tele salen diciendo cómo afrontar el síndrome post-vacacional, pues tú das por hecho que es lo normal sentirse así porque a todo el mundo le pasa.

Olvídate de lo normal o de que a todo el mundo le pasa. ¿Cómo vives la vuelta de tus vacaciones? ¿cómo te lo representas en tu cabeza? ¿qué película te montas o qué te dices a ti mismo?

¿Qué pasaría si cambiaras esa película, ese drama shakesperiano que te montas y lo sustituyeras por una comedia o por una de esas pelis de superación personal?

Ya sabes, una de esas que cuando acabas de verla te sientes genial, súper inspirado y con ganas de comerte el mundo. ¿A que ya no sería tan traumático volver de vacaciones si lo vieras así?

 

propuesta-vive-sin-piloto-automatico

 

Cómo guardar el piloto automático en el fondo del armario

Siempre digo que la película que te montas en tu cabeza, lo que oyes y lo que te dices, determina cómo te sientes y tus ánimos para hacer cosas, para motivarte.

La calidad de tus representaciones mentales determinan la calidad de tus emociones y eso por supuesto, tiene un efecto en lo que haces, en tu actitud. Esa es una de las bases del trabajo con la PNL, la de cambiar las características de la película que nos montamos en la cabeza.

Así que ahora que estás terminando tus vacaciones o que ya has vuelto, es un momento perfecto para retomar esos objetivos que te habías propuesto al principio de año.

Y no me digas que ya los tenías olvidadísimos. No me digas que haces algo también muy típico de piloto automático como es pensar que a estas alturas del año es mejor esperar ya a enero para ponerte de nuevo a intentarlo. Ay, ay, ay… Capón… 😉

 

Retoma tus objetivos

Da igual que estemos en septiembre. El calendario es algo que el ser humano inventó para organizar el tiempo. Como te decía, en ningún sitio dice que por estar en un mes o en otro haya que hacer o dejar de hacer ciertas cosas.

Tus objetivos no entienden de calendarios.

Tu falta de decisión no entiende de meses.

Tu cerebro no entiende de estaciones.

A tu cerebro lo único que le importa es si segrega o no la química necesaria para hacerte sentir mejor.

Ya has descansado en vacaciones. Has cargado las pilas. Has desconectado. Es el momento perfecto para trabajar y dirigirte a tus objetivos, para seguir cuidándote (no quiero ni oír eso de que la operación bikini es solo para antes del verano).

Es el momento perfecto para seguir aprendiendo.

No tiene ningún sentido empezar el año súper motivado e ir perdiendo fuelle a lo largo de los meses. Piénsalo.

¿De verdad quieres seguir viviendo así? ¿No crees que es mejor empezar a cuestionarte algunas cosas y meter el piloto automático al fondo del armario?

¡Qué leches! coge el piloto automático y ¡tíralo a la basura!

 

Cómo tirar el puñetero piloto automático a la basura

Me gusta ser consciente de esta idea: me voy a morir. Sí.

Tú también.

Ninguno de los dos vamos a estar aquí eternamente aunque vivamos como ensayando, como creyendo que vamos a vivir para siempre. En la entrevista que hice al activista e innovador social, Jesús Manzano, él decía que «La mejor manera de vivir es entender que te vas a morir». No podría estar más de acuerdo.

Por tanto si piensas: «Vuelta de vacaciones: ¡horror! danger, danger», te invito a que empieces a darte cuenta de que esa vuelta de la que tanto te quejas no va a ser más que un periodo de tiempo… relativamente corto.

No va a ser así toda la vida.

Será así toda tu vida, si sigues visualizando la misma película de la misma manera una y otra vez. Pero desde luego, no va a ser así toda la vida.

De hecho, ¿no te parece genial el haberte ido de vacaciones? El hecho de poderte ir a otro lugar a pasar unas semanas (sea al pueblo, a la playa o donde tu suegra) es un privilegio que millones de personas no tienen.

Y por esa misma regla de tres, ¿no te parece chulo pensar que tienes algo a lo que volver? Te digo lo mismo, mucha gente no tiene esa opción.

 

Mi propuesta

La propuesta que te hago siempre en Aprendízate es que empieces a vivir tu vida sin el puñetero piloto automático. Mi propuesta es que aprendas a pensar por ti, a utilizar tus neuronas, a tener curiosidad en la vida como cuando eras pequeño y entonces todo te fascinaba.

No pretendo decirte cómo vivir tu vida (creo que nadie debería decirnos cómo debemos vivir, y yo desde luego no soy quién para hacerlo…).

Lo que sí pretendo es abrirte opciones a la hora de pensar, para que las consideres, para que veas si te pueden ser útiles o no.

Aquí no se trata de tener razón o decir la verdad. Aquí se trata de quedarte con lo que te sea útil a ti.

Por eso, y si esta entrada te ha resultado útil, me encantaría que la compartieras con aquellas personas a las que tú también consideres que les puede venir bien.

Además, aprovecho para decirte que he preparado una serie de artículos dedicados a la vuelta de las vacaciones para precisamente, ayudarte a desconectar el piloto automático y a que empieces a vivir cada día como lo que es: una oportunidad para pasar a la acción y empezar a caminar en la dirección de tus metas.

Al fin y al cabo, como dijo Antonio Machado: Hoy es siempre todavía.

 

Y ahora te toca a ti

¿Qué te ha parecido el post?

 

Te regalo mi vídeo

‘3 estrategias probadas para cambiar el chip y recuperar tu motivación HOY’

Consigue mi curso gratis - Aprendizate.com

Conviértete en tu propio motivador personal

Porque la vida es mejor cuando se está motivado.

Te ayudo a convertirte en tu propio motivador personal y a que logres tus metas con más constancia y seguridad en ti. Empieza por aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*