Entrena tu constancia. Dispara tu motivación. Recupera tu confianza. Empieza a ser más constante en tu negocio y dale a tu vida el giro que estás buscando.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Más información: Política de privacidad

HomeLa PNL

La PNL

Patricia Ibáñez

Si estás aquí es porque la PNL te interesa o te crea curiosidad. A lo mejor has oído hablar de ella y sigues sin entender muy bien de qué va o para qué sirve. O quizás quieres profundizar más para poder aplicarla en tu día a día.

Sea por el motivo que sea, me alegro de que estés aquí. Sobre todo porque hay muchos mitos pululando sobre la PNL que hacen que muchas personas tengan un concepto distorsionado de la misma: que si es muy complicada de explicar (y de entender), que si son técnicas que parecen funcionar por arte de magia, que si consiste en copiar el comportamiento de otros, o que dependiendo de hacia donde dirija su mirada una persona, puedes saber si está recordando o inventándose algo.

Quiero ayudarte a que entiendas de una vez por todas y de forma fácil en qué consiste la PNL. Pero sobre todo, a que descubras cómo te puede ayudar a darle un giro a tu vida y lograr de una vez los resultados que quieres.

Índice de contenidos

Cómo nació la PNL

Antes de explicarte en qué consiste, me parece importante contarte cómo nació la PNL. De esa forma podrás comprenderla mejor. La PNL nació de la pregunta: ‘cómo lo hace la gente que consigue los resultados que quiere?’ o dicho de otra forma ‘ cómo hace bien la gente que hace bien lo que hace?’ Esta es la pregunta de la que partió Richard Bandler (programador informático) y para la que pidió ayuda al lingüista John Grinder.

Con Richard Bandler y su mujer Glenda en el seminario "Los secretos de ser feliz"

Juntos empezaron a observar el trabajo y la forma de comunicarse de algunos de los profesionales más exitosos de la época (San Francisco, años 70). Y así fue como se dieron cuenta de que estas personas utilizaban la comunicación de tal manera que les ayudaba a ser muy exitosos en su trabajo, consiguiendo cambios con las otras personas. Empezaron a modelar y a sistematizar los patrones que iban observando. De ahí nació la PNL (NLP - Programación Neurolinguística).

Ahora bien esta última parte es donde mucha gente se confunde (por desgracia, algunos ‘expertos’ de la PNL incluidos). Piensan que la PNL es un conjunto de patrones del éxito, donde de lo que se trata es de copiar la receta que a otros les ha funcionado. ‘Como a fulanito le ha ido bien haciendo esto, si yo hago lo mismo conseguiré el mismo resultado’. Este copiar-pegar es uno de los mitos más extendidos y sin duda lo que menos tiene que ver con la PNL.

¿Quieres recuperar las ganas de comerte el mundo?

Entonces, qué es la PNL

La PNL es una herramienta de análisis que sirve para describir lo que haces dentro de tu cabeza, y cómo eso te ayuda o no a conseguir los resultados que quieres.

La PNL te ayuda a entender la relación que hay entre lo que piensas, lo que sientes y lo que acabas haciendo y como eso te acerca o no a tu objetivo.

El objetivo en PNL tiene una importancia vital, ya que es lo que te permite saber en qué punto estás, cómo estás avanzando y/o si hay estrategias que necesitas ajustar.

Algo importante es que la PNL no etiqueta a las personas con las típicas clasificaciones: procrastinador, sensible, perezoso o extrovertido, sino todo lo contrario. La PNL parte de la base de que cada uno de nosotros hacemos las cosas de distinta manera en nuestra cabeza. A lo mejor tú te desmotivas pensando en todo lo que te queda por hacer mientras que a otra persona eso le motiva a seguir adelante y a proponérselo como un reto.

De lo que se trata es de que entiendas cómo haces las cosas en tu cabeza, saber qué te funciona y qué no, cómo haces para sentirte motivado o desmotivado, alegre o pesimista. Te ayuda a darte cuenta de qué película mental te estás montando en tu cabeza para ajustarla y que te ayude a lograr tus metas con más facilidad y sintiéndote mucho mejor contigo mismo.

Darte cuenta de cómo haces las cosas en tu cabeza, es lo que te permite ajustar mejor tu avance hacia los resultados que quieres conseguir.

Por qué la PNL no son técnicas - La PNL y el arte de saber cocinar

Como te decía al principio, mucha gente cree que la PNL es solo un conjunto de técnicas. Técnicas que pueden copiar y con las que conseguirán los mismos resultados positivos que otros (sin tener en cuenta el objetivo, el contexto y lo más importante, que cada persona es distinta).

En este sentido y a modo de analogía, la PNL es como cocinar. Alguien que es muy bueno siguiendo y ejecutando recetas no tiene por qué saber cocinar. Es más, seguramente en el momento que ese persona se cambie de cocina, le falte algún ingrediente, o no tenga la receta, se sentirá perdido. O no entenderá por qué ese plato no le ha quedado como en la receta. Es decir, esa persona sigue muy bien los pasos pero no entiende los cómos el por qué de cada uno de ellos.

Un chef sin embargo domina el arte de cocinar porque entiende los cómos y la importancia de cada paso de una elaboración. Sabe cómo mezclar los sabores, la importancia de los tiempos, qué técnica le va mejor a cada alimento o cómo extraer el máximo sabor de cada alimento. Entiende su propia cocina y por eso sabe moverse con soltura. Un chef puede crear una delicatesen porque conoce su cocina, cómo se comportan los alimentos y domina todos los pasos para llegar al resultado que quiere.

Trasladado a tu mente, la PNL consiste en esto mismo: en entender cómo cocinas las cosas en tu cabeza para saber si eso te acerca o te aleja de los resultados que quieres y en tener las herramientas necesarias a tu alcance para ajustar tu estrategia y dirigirte a tus objetivos.

Cuando entiendes cómo haces las cosas en tu cabeza, es mucho más fácil cambiar y ajustar tu resultados en la dirección que quieres. Y eso es lo que te permite la PNL.

La película mental que te montas en tu cabeza

Una de las cosas que más diferencia a la PNL de otras disciplinas como el Coaching, y que la hace única, es la siguiente.

Richard Bandler se dio cuenta que no solo nos afecta lo que nos representamos en la cabeza sino cómo nos lo representamos. Aunque no solemos ser conscientes de ello, continuamente hablamos de la forma en que nos representamos las cosas.

Lo veo muy lejos, se me ha echado el tiempo encima, no paro de darle vueltas a lo que me dijo, me veo desmejorada, es como si me lo estuviera diciendo ahora mismo, siento un peso en los hombros, lo veo muy borroso, siento una presión en el pecho, etc.

Tu cerebro funciona con imágenes, sonidos y sensaciones. Y en base a cómo te representes las cosas en tu cabeza, eso te hará sentir de determinada manera.

La PNL trabaja con las representaciones mentales de tal manera que esa película mental que te montas en tu cabeza te ayude a sentirte bien, a tener un diálogo más positivo, a tratarte mejor y a que conseguir tus objetivos sea mucho más fácil.

Qué conseguirás gracias a la PNL

  • Autoconocimiento: la PNL te ofrece herramientas para entenderte mejor y ajustar tus pensamientos en la misma dirección que tus objetivos. Dejarás de sentir que te autosaboteas y te pones excusas a tu propio crecimiento.
  • Gestionar mejor tus emociones: a nivel emocional te permite entender mejor tus emociones, por qué te sientes de determinada manera y cómo darle la vuelta a ese estado.
  • Mejorar tu comunicación: con herramientas para mejorar tu diálogo interior y comunicarte mejor y de forma más efectiva con los demás.
  • Autoestima y confianza: te ayuda a mejorar la imagen que tienes de ti y a sentirte con más confianza y seguridad a la hora de tomar decisiones y tener las cosas más claras en tu cabeza.
  • Calidad de tus pensamientos: la PNL te ayuda a mejorar la calidad de tus pensamientos dándote herramientas para que tu película mental sea más positiva (o constructiva, como a mí me gusta llamarla) y te facilite dirigirte en la dirección que quieres.
  • Motivación: descubrir cuáles son las estrategias mentales que mejor te funcionan para motivarte y cómo aplicarlas cada vez que sientas una bajada de motivación.
  • Influencia: ampliar tu zona de influencia y sentir que tienes muchos más recursos a tu alcance para mejorar las cosas y que está en tu mano hacer.
  • Objetivos: diseñar y trazar objetivos de forma más creativa, motivante y retadora de forma que multipliques tus posibilidades para conseguirlos.
  • Toma de decisiones: ganar claridad mental a la hora de tomar decisiones y saber qué camino seguir, acabando con la dispersión y la sensación de pérdida de tiempo.
  • Productividad y optimización del tiempo: organizarte mejor en el tiempo y dejar de sentir que no te da la vida para todo lo que tienes que hacer. La PNL te ayuda a ganar foco sobre tus objetivos y a tener más claros los pasos a seguir.

La PNL y YO

Descubrir la PNL me cambió la vida. No solo porque por fin descubría una herramienta que me daba respuesta a los cómos, sino que descubría la horma de mi zapato. Una horma con la que poder ayudar a otras personas a lograr sus metas con más constancia, motivación y confianza en ellas mismas.

Llevo formándome en PNL desde el 2014 y no he parado de evolucionar y aprender desde entonces. Colaboro de forma habitual como asistente de Xavier Pirla, único Master Trainer de PNL en España (llevo más de 824 horas de formación como asistente).

Y he asistido a una formación con uno de los dos creadores de la PNL, el DR. Richard Bandler (The Secrets of Being Happy, Barcelona 2016).

Con Richard Bandler y su mujer Glenda en el seminario "Los secretos de ser feliz"

Esto ha hecho posible que Aprendízate sea una de las webs de referencia en España sobre motivación, constancia y objetivos con PNL.

¿Quieres recuperar las ganas de comerte el mundo?

Comparte en tus redes sociales:

Aquí tienes más vídeos para que entiendas mejor la PNL y para que sirve:

Cómo funciona tu cerebro y un mito de la PNL

Qué son las estrategias mentales y su papel en la PNL

Qué es el pensamiento crítico y su papel en la PNL

Creencias limitantes VS creencias poco útiles

Cómo la PNL te ayuda a lograr tus objetivos

50 cosas sobre la PNL

  1. La PNL es un modelo que estudia la conducta y la comunicación humanas.
  2. Nació en EE.UU en la década de los 70 y sus fundadores fueron Richard Bandler (abajo en la foto te muestro una foto que tengo con él), y John Grinder.
  3. Una de las preguntas que se plantearon y que dio origen al nacimiento de la PNL fue: ¿Cómo hace bien la gente que hace bien lo que hace (es decir, que consigue los resultados que busca)?
  4. La PNL sirve para mejorar tu comunicación, tanto contigo mismo como con los demás. Y no sólo el qué te dices sino el cómo te lo dices.
  5. Descubrir la PNL supuso un antes y un después en mi vida. La primera vez que oí a alguien decir PNL fue en Londres, siendo voluntaria de una ONG de ayuda emocional.
  6. La PNL es un modelo que trata de entender cómo pensamos, el efecto que eso genera en las emociones, y cómo afecta eso a las acciones que acabamos haciendo, a los resultados a los que llegamos.
  7. Me flipa la PNL porque no encasilla a las personas en categorías, grupos o etiquetas. Es el estudio de la estructura subjetiva de la persona. De cada persona.
  8. La PNL no es una ciencia ni pretende serlo. Sólo es un modelo que explica qué pasa dentro de tu cabeza.
  9. La PNL no son técnicas sueltas que se aplican según lo que la persona quiera mejorar y ya. Quien te diga eso: a) no se ha enterado de nada y b) te está vendiendo la moto.
  10. Cuando le digo a la gente a qué me dedico, la respuesta siempre es la misma pregunta: ¿la Pe Ene qué?
  11. Un símil que utilizo mucho para explicar la PNL de forma fácil a mis suscriptores (por cierto, si todavía no lo eres, ¿a qué esperas? 🙂 es el de la cocina. La PNL no son recetas de cocina sino saber cocinar.
  12. Siguiendo con el ejemplo, lo que propone la PNL es que si aprendes a tomar conciencia de cómo cocinas tus pensamientos, de cómo los mezclas entre ellos, en qué cantidades, si te pasas de algo o te quedas corto, te será mucho más fácil cambiar la receta la próxima vez que quieras conseguir un resultado. Eso lo que te permite es que puedas ir cambiando de recetas una vez que sabes cómo funciona la cocina (o sea, tu cabeza), y no sólo copiando e imitando recetas sueltas.
  13. Quien te diga que ha estudiado PNL y que las personas somos o visuales o kinestésicas o auditivas… a) no se ha enterado de nada y b) sal por patas
  14. Las personas no somos visuales, ni auditivas ni kinestésicas (eso sería encasillar a las personas y es incongruente con la propia PNL).
  15. Las personas percibimos la información de fuera a través de nuestros 5 sentidos. Sí que puede haber un canal que predomine sobre otros aunque eso puede variar dependiendo del contexto.
  16. Me flipa la PNL porque da cómos. Antes de conocerla, me formé en Inteligencia Emocional. Y aunque me sigue gustando, la Inteligencia Emocional se basa mucho en el qué. Ejemplo: ‘Si quieres sanar tu autoestima tienes que aceptarte como eres’. Lo que la PNL ‘dice’ es: vale, ¿Y cómo leches se hace eso? o ¿Cómo puedo saber si me estoy aceptando a mí misma? ¿Qué se supone que tengo que sentir? ¿Y qué quiere decir aceptarse a uno mismo?
  17. Me he encontrado con gente que se ha formado en PNL y que le sigue sin quedar muy claro en qué consiste… De hecho, no han sido capaces de explicármela. Yo tampoco lo entiendo.
  18. Mucha gente cree que la PNL es muy difícil de explicar. Es un poco complejo, vale. Pero que algo sea complejo no quiere decir que no se pueda explicar de forma sencilla (algunos de mis profesores de matemáticas del colegio esto creo que no lo entendían…)
  19. Me flipa la PNL porque es congruente (por lo menos, de la manera en la que me la han enseñado), y no trata de generalizar ni de encasillar a nadie con etiquetas ni adjetivos.
  20. Si lo piensas bien, antes de la PNL ninguna otra disciplina de la psicología se había basado en estudiar cómo hace bien alguien que hace bien lo que hace. Anteriormente se había estudiado el origen de las fobias, las depresiones, las disfunciones de la mente… pero nunca las habilidades para poder modelarlas y replicarlas en otros contextos.
  21. Por cierto, dos cosas: cuando digo que alguien que hace bien lo que hace, me refiero a alguien que consigue los resultados que quiere, que logra sus objetivos (¿qué ha hecho en su mente para que sus cálculos y predicciones mentales le facilitaran ese resultado?).
  22. Y dos: modelar una conducta no es imitar. Consiste en la capacidad de observar, describir y poder actuar.
  23. Una de las cosas que más me fascinan de la PNL es la precisión que permite el modelo y por eso mismo, muchos cambios en las personas se realizan de forma casi inmediata (la cura de fobias es un ejemplo).
  24. He tenido personas que llevaban años yendo al psicólogo y que en una sola sesión hemos disuelto el problema. Esto es porque un buen profesional de la PNL busca la causa, la raíz del problema.
  25. Podríamos decir que una buena descripción de la PNL es que cuanto más entiendes cómo haces las cosas en tu cabeza, más fácil es generar los cambios.
  26. La PNL no busca reescribir la historia ni el pasado de nadie, sino que la persona sepa trazar una nueva ruta desde el presente hacia su futuro. Por eso tampoco se trabaja con catársis emocionales ni cosas por el estilo.
  27. El trabajo del profesional de la PNL consiste en describir el mapa de la persona con la que está trabajando, para entender cómo relaciona esa persona las cosas en su cabeza, qué significado le da a esas relaciones, qué efectos tienen esos pensamientos en sus emociones y cómo afecta a las acciones que realiza.
  28. El mapa mental es único en cada persona. Tú mapa es tu mapa y o hay otro igual al tuyo. Por eso no hay generalizaciones que valgan. Cada uno pensamos, sentimos y hacemos de forma distinta.
  29. Por eso mismo, porque cada uno hace en su cabeza las cosas de forma distinta, es absurdo dar recetas de cocina. Lo que le funciona al otro puede no funcionarte a ti y al revés.
  30. Que no te funcione algo que le funciona al resto no quiere decir que seas raro, ni que pase nada malo contigo. Simplemente, haces las cosas diferente a cómo las hace otro y el otro las hace diferente a cómo las haces tú.
  31. Derivado de la anterior…¿esa es la belleza del ser humano, no crees? Si no, ¡menudo rollo sería!
  32. Cuando me explicaron por primera vez la PNL lo hicieron mencionando la parte más marketiniana: eso de que si la persona mira hacia arriba a la derecha significa que está recordando y si mira hacia la izquierda significa que está construyendo o inventándose algo. Esto no solo no es cierto sino que se cae por su propio peso. Para explicártelo rápido, si la persona está recordando una escena reviviéndola, moverá sus ojos en función de lo que veía en ese momento y de dónde estaban las cosas. Tan obvio como eso.
  33. La PNL no se basa en una escucha activa de la persona, sino analítica. El buen profesional de la PNL tiene que analizar lo que no se está diciendo explícitamente pero que también forma parte del mensaje.
  34. A través del lenguaje la persona habla, explícita o implícitamente, de su sistema de creencias. El hecho de que la mayoría de ellas sea inconsciente es lo que hace que la escucha analítica sea tan importante: para poder leer y sonsacar lo que se está diciendo entre líneas.
  35. Antes de descubrir la PNL estaba bastante perdidilla. Era editora de vídeo en Londres pero no me llenaba lo que hacía, ni en lo personal ni en lo profesional. Quería serle útil a las personas pero no sabía cuál era, no la mejor manera, sino mi mejor manera de hacerlo. Al descubrirla y empezar a formarme, sentí que había encontrado la horma de mi zapato.
  36. La PNL trabaja y utiliza el lenguaje hipnótico para relajar a la persona y que le sea más fácil acceder a su parte inconsciente, a sus recursos internos.
  37. Muchas de las creencias, por no decir la mayoría, forman parte de ese inconsciente. Son todos los procesos mentales que la persona ya ha automatizado y los repite sin ser consciente de ello.
  38. Una de mis frases favoritas de Richard Bandler y que describe muy bien el trabajo de la PNL es: “no puedes influir aquello que no puedes ver”. Es decir, no puedes cambiar aquello de lo que no eres consciente.
  39. Gracias a la PNL y a la formación que he tenido con uno de los mejores, he descubierto el pensamiento crítico. Explicado a mi manera, es la habilidad de analizar y saber cuestionarte todas aquellas cosas que das como ciertas y verdaderas siempre.
  40. Sigo formándome en PNL y aprendiendo de los mejores. Un par de veces al año hago de asistente en los cursos formativos de PNL de mi formador, Xavier Pirla, y hago cursos relacionados con estos temas. Ya tengo uno en mente sobre pensamiento crítico para el año que viene.
  41. Desde que sé PNL me he vuelto bastante alérgica al humo y a las fórmulas mágicas que mucha gente predica con tanta alegría. Es que cuando te das cuenta de que no existen recetas universales sino que lo que importa es descubrir la receta que le va bien a cada persona, y ves lo potente que es eso, todo lo demás te empieza a oler a humo.
  42. Aunque hago un matiz con respecto al punto anterior: Puesto que cada uno de nosotros somos diferentes, a cada uno nos funciona una fórmula distinta del resto. Ahora bien esto haría imposible escribir o decir cualquier cosa, porque habría tantos matices y distinciones que sería inviable. Por eso las habilidades se aglutinan en consejos, claves o recomendaciones que son solo eso, recomendaciones. Por eso siempre te digo que no me creas, sino que pongas en práctica lo que te digo. Y que si te sirve, pues fenomenal, y si no, pues a otra cosa mariposa.
  43. Una de mis historias favoritas es la de cómo nació la PNL: Richard Bandler era un estudiante de programación informática. Pero por circunstancias de la vida (no te las cuento ahora para abreviar), acabó poco a poco metiéndose en el área de la psicología. Allí empezó a conocer a profesionales muy importantes de la terapia familiar, de la psicología y de la hipnosis. Analizando la comunicación de estas personas empezó a observar que tenían patrones comunes que les ayudaban a conseguir los resultados que querían trabajando con sus pacientes. Fue entonces cuando John Grinder y él empezaron a mapear y a estructurar estos patrones lingüísticos y de conducta, que fue lo que más tarde se convertiría en la PNL.
  44. Conocí a Richard Bandler en persona en un seminario al que fui en Barcelona en el 2016 llamado ‘The secrets of being happy’ (Los secretos de ser feliz). Fue increíble verle en acción, usando el lenguaje hipnótico y percibiendo el cambio en las personas. Ahora, me quedo con la visualización del final que fue preciosísima y el uso del humor que hace.
  45. El humor, el no tomarte a veces tan en serio ni a ti ni a tus problemas es un estupendo aliado del cambio. Lo deberías probar más.
  46. Una parte muy importante que trabaja la PNL son las representaciones mentales. Es decir, cómo te representas las cosas en tu cabeza. Y es que tu cerebro no sólo reacciona al contenido de lo que estás pensando sino al continente, a la manera en la que lo estás haciendo. No es lo mismo pensar en algo como si lo estuvieras reviviendo en primera persona que si lo estuvieras viendo en una pantalla o te estuvieras viendo desde fuera. No es lo mismo recordar la voz de tu jefe cerca que oírla lejos y distorsionada.
  47. La PNL, a diferencia del Coaching y de otras disciplinas de la psicología y del cambio personal, trabaja con el cambio de las características de las representaciones mentales.
  48. La PNL entiende que una persona no es tal o cual cosa, sino que la persona hace o no hace cosas en su cabeza que provocan efectos en sus estados emocionales y en las acciones que acaba haciendo. Por eso una persona no es torpe; hace cosas de forma torpe. Una persona no ve el vaso medio vacío porque sea así, sino que hace cosas en su cabeza que provoca que acabe viendo el vaso de esa manera.
  49. A estas alturas y con la cantidad de veces que lo he escrito te habrá quedado claro que no se dice ‘el PNL’ sino ‘la PNL’ (la programación, femenino).
  50. Si este post te ha sabido a poco y te gustaría descubrir más sobre la PNL y cómo te puede ayudar a desbloquear miedos e inseguridades, y a extrapolar tus ‘cómo haces bien’ a otras áreas de tu vida, te animo a que te suscribas a Aprendízate para empezar a conducir una nueva autopista del cambio 🙂

Patricia Ibáñez

Te ayudo a convertirte en tu propio motivador personal para que logres tus metas con más constancia y seguridad en ti. Empieza por aquí

Puedes seguir leyendo más sobre la PNL en: